La otra Behobia, mucho mas que correr

Llevo un par de días pensando e intentando ordenar todo lo vivido este pasado fin de semana en Donosti y una vez más, “choco” con la complejidad de plasmar en palabras sentimientos, sensaciones y emociones, pues he de reconocer que de todo ha habido un poco…

Este año mi viaje a San Sebastian era distinto, me notaba hasta nervioso, pues me enfrentaba a lo desconocido, por sencillo que esto fuera, sabía que este año sería muy distinto para mi desde todos y cada uno de los puntos de vista. Hace un año, viajaba con la ilusión y el sueño de ganar una carrera mágica, única y llena de repercusión mediática… (era lo que me habían dicho y hasta ahí llegaba mi idea).

El pasado viernes ponía rumbo Donosti con mi buen amigo Marcos Pereiro,(el mismo con quién compartí la pasada edición), nuestro primer objetivo no era otro que llegar a la hora de cenar para poder así “entrar por la puerta grande”, osea, a base de una buena chuleta!. Ya desde el primer momento, las tensiones eran otras, pues ni se me habría pasado por la cabeza “un estreno así” antes de una carrera, esta vez el objetivo era participar como un corredor mas y he de reconocer aquello de “estos si que saben”  paso por mi mente en más de una ocasión.

Amanecíamos el sábado con muchas tareas pendientes, después del desayuno, nos poníamos en camino hacia la Feria del corredor donde miles de personas se agolpaban para recoger su dorsal, camiseta y ver algunas de las novedades presentes en los distintos stand de las marcas. Una vez más, me impresionó el orden, rapidez y eficiencia en la entrega de dorsales, el buen ambiente y risas y lo contagioso de los encuentros entre amigos, ver como los veteranos de esta prueba aconsejaban y guiaban a los nuevos y contagiarse de ese nervio pre-competición.

Muchas veces pensé si un atleta popular siente ese nervio, yo puedo sentirlo por soñar en ganar, por hacer podium o lograr una marca determinada… lo pensé hasta que empecé a entrenar atletas o a mi mismo y darme cuenta de que “Todos tenemos un reto y nuestro mayor rival es el superarnos a nosotros mismos” todos los allí presentes tenían en mente su marca del pasado año, su puesto de la 49 edición y todos la incertidumbre de un nuevo circuito,(a la postre mejor y mas bonito sin lugar a dudas).

A mi entrada a la feria, fui directo al strand de SKECHERS donde me esperaba Xavi, ganador del sorteo de dicha marca y que consistió en 6 semanas de entrenamiento juntos y mi labor de liebre/acompañante en carrera, realizamos un pequeño calentamiento e intercambiamos impresiones e ideas de cara a la carrera, posteriormente volví al stand para compartir experiencias con muchos compañeros, explicar las novedades a los que se interesaron y ayudar a que poco a poco, la gente introduzca una zapatilla de estas características en su día a día,(siempre de forma gradual y muchas veces como “segunda zapatilla”).

Entre compromisos, idas y venidas, el día llegaba a su fin, pero no podía hacerlo sin una celebración!, 50 años de Behobia-San Sebastian merecían una gran tarta y la presencia, unión y alegría de todos los que hacen esta carrera posible!, estoy seguro de que muchos fueron los que faltaron, muchísimos!!!, desde mi admirado Diego García a colaboradores, voluntarios y “héroes anónimos” que a lo largo de este tiempo, han ido aportando algo, enriqueciendo y dando forma a lo que HOY ES ESTA BSS.

… Y por fin llegaba el domingo!, madrugón y sueño, pero si algo me resultó chocante fue “un nudo en la garganta” , algo que me costaba comprender, pues mi ritmo sería de 5´/km y ni por asomo me planteaba disputar esta carrera… Poco a poco, comprendí que ese nudo correspondía a revivir, a recordar y sentir…

Me vestía y colocaba mis dorsales, esta vez dos!… el día anterior, Ibon,(un amigo de Zizur,alguien entrañable y que me ha demostrado muchísimo), me facilitaba “ese segundo dorsal”  el 19880 el dorsal de una persona a la que no conocí… y por desgracia nunca conoceré, pero que curiosamente ha marcado mi vida y a la que debo mucho más de lo que nunca imaginé, demasiado peaje Arantza tu vida!!!, aunque con ella he aprendido el valor relativo de las victorias, la importancia de los que nos rodean o la enorme fortuna de los buenos amigos… como los tuyos!, que te recuerdan, te quieren y no te olvidan.

Y precisamente con ellos, todos juntos fundidos en un gran abrazo vi fotos tuyas, me emocioné y sentí uno más de tu familia, lloré al ver tu sonrisa y vitalidad… pero he de decirte, que al igual que yo, miles de atletas te extrañaron, miles de atletas sentimos que faltaba una de las nuestras y miles de atletas empezamos nuestra carrera con un nudo en la garganta.

A las 10:50 se daba mi salida, una salida llena de camaradería, acompañado de Xavi,(tiene la niña con los ojos mas lindos del mundo!, Ona), conocía Esa otra Behobia la de los que hacen posible esta prueba, miles de atletas populares llegados desde todos los puntos de España y el extranjero se unían, apoyaban y respetaban, increíble ver tanta gente feliz, fotos, abrazos… ahora entiendo el éxito de “esta otra Behobia”, el éxito es COMPARTIRLA!!!  si, el éxito de esta prueba es vivirla con amigos y compañeros, al hacerlo así, no hay tensión, solo alegría, sonrisas y una camaradería difícil de explicar… maravillosa de vivir!.

En compañía de Xavi y Marcos completábamos esos primeros kms, reconozco que me sentía extraño, me costaba frenarme y sentía cierta nostalgia de disputar la carrera, de vivir ese papel protagonista… aunque con el paso de los kms, me di cuenta de que seguía siendo protagonista! pues el ánimo del público era el mismo que había podido vivir un año antes, INCREÍBLE!!!, no estaba disputando la carrera, pero sentía ese calor, ese griterío y esa fuerza que te da el público cuando llevas tu cuerpo al límite y te sientes especial y ganador de una carrera…

19 kms llenos de anécdotas y extrañeza de algunos compañeros al verme en una posición tan retrasada… y 1km final lleno de emociones y recuerdos, INDESCRIPTIBLE!!! pues en ese km me acordé de Arantza, me acordé de mi amigo Darío, y recordé que un año atrás, sentí el cariño y admiración de miles de personas… pero que todo eso, no tiene ni de lejos el valor de una vida, el valor de los nuestros y que sin seres queridos con quien compartirlo pierde hasta su sentido…


Reconozco que me cuesta escribir y mi cabeza esta colapsada, que me quedan muchas cosas en el tintero y que necesitaré muchas Behobias más para seguir aprendiendo y compartiendo en ellas… pero ahora toca entrenar!, en 3 semanas vuelvo a Donosti a correr su maratón,(Que además es Cto de España), y si en esta Behobia-SS descubrí otra Behobia, en mi día a día, estoy descubriendo otro atletismo, el de compaginar trabajo y vida “normal” con la de atleta… me cuesta la vida entrenar, y no menos descansar, pero he aprendido que no todo se debe valorar en términos absolutos y me quedo con mi lucha conmigo mismo, con mi día a día y la certeza común de todos y cada uno de los atletas populares de este país, y que no es otra que “acostarme día a día con la certeza de haber dado lo mejor de mi mismo” ahora comprendo que mueve a todos ellos para echarse a la calle… puede que nunca ganen una carrera, puede que nunca logren una medalla en un campeonato… pero sin lugar a dudas, saben lo que es sentirse ganadores!!!.

FALTAN TIEMPO Y PALABRAS… UN DÍA CORRÍ PARA VIVIR, PERO A DÍA DE HOY, VIVO PARA CORRER!!! 

GRACIAS BEHOBIA-SAN SEBASTIÁN, GRACIAS ATLETISMO Y GRACIAS COMPAÑEROS!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *